CEMBADA: Zanja en cada uno de los lados de un camino o tierra de labranza para recibir y desaguar las aguas (DEL VOCABULARIO PARAMES).
De igual forma que la "Cembada" este BLOG va recibiendo las aguas de mis impulsos e ideas.

martes, 23 de agosto de 2011

LAS MÉDULAS: "Senda de las Valiñas (La Cuevona-La Encantada)"

LAS MÉDULAS: "Senda de las Las Valiñas (La Cuevona-La Encantada)"

Al día siguiente,domingo, amaneció un día un tanto nublado pero poco a poco fue despejando y quedo un día soleado de mucho calor. Tras desayunar nos dirigimos hacia una nueva senda, esta vez hacia el lado contrario, a la izquierda hacia el final del pueblo. Se nos ofrecían dos opciones una la "Senda Corta" y otra la "Larga". Como íbamos con la pequeña Irene pensamos que sería mejor tomar la corta (alrededor de 2 km), tal vez no llegaría al final. Tomamos un sendero que al comienzo esta cementado pero después es ya de tierra.
El comienzo ya es impresionante, rodeados de castaños antiquísimos con troncos retorcidos y de mil formas

Tronco de Castaño

Castaño

En un comienzo la Senda se hace fácil de llevar pero poco a poco se va empinando y junto con el calor va haciéndose difícil. Hay que tomárselo con calma y llevar buen calzado, aunque había gente que ¡subía con chanclas!. Con lo dura que se iba poniendo la subida pensé que Irene se pararía y no seguiría, pero me sorprendió su tesón y aunque con paradas siguió adelante. Natalia es ya una campeona y las marchas que hizo con el campamento ya la habían curtido y pese al cansancio seguía a buen ritmo.
Empezábamos a ver de cerca los farallones y distinguíamos la cercanía de la primera cueva: "La Cuevona".

Farallones Camino La Cuevona

Para acceder a "La Cuevona" nos encontramos con un sendero deslindado con barandilla y de camino agradable, ¡un descanso!. Las vistas son esplendidas y La Cuevona majestuosa.

Sendero La Cuevona

Cartel La Cuevona

La Cuevona

Volviendo sobre nuestros pasos nos dirigimos hacia la otra cueva. "La Encantada". Un sendero mas empinado y mas difícil de subir con el fuerte calor que aumentaba. A mitad de camino encontramos un banco en el cual nos sentamos Irene y yo. Pensé que no querría subir pero se empeño en que sí, que ella subía y tras un pequeño descanso continuamos, su madre y su hermana ya estaban arriba viendo la cueva.
El esfuerzo mereció la pena porque realmente se merece el nombre que le dan "Encantada":

Cartel La Encantada

Cueva La Encantada

Introduciéndonos en el interior de la cueva podemos acceder a una serie de minicuevas desde las que se puede ver un bello paisaje.

Paisaje cesde cueva de La Encantada

Todas estas formaciones se deben al método de explotación minera de los romanos para sacar el oro. Minaban todo el aluvión aurífero con galerías a través de las cuales hacían pasar una tromba de agua que desmoronaba la montaña y era arrastrada hacia canales de lavado. El agua la traían mediante canales desde los Montes Aquilinos y La Cabrera.
Ahora nos quedaba el camino de vuelta y buscar un buen sitio para comer en Las Médulas. Después un buen baño en el Lago de Carucedo nos ayudaría a relajarnos y quitar ese polvillo ocre de la tierra de esta zona que se queda en la piel como un tatuaje.

Publicar un comentario