CEMBADA: Zanja en cada uno de los lados de un camino o tierra de labranza para recibir y desaguar las aguas (DEL VOCABULARIO PARAMES).
De igual forma que la "Cembada" este BLOG va recibiendo las aguas de mis impulsos e ideas.

lunes, 27 de septiembre de 2010

UNA PEQUEÑA EXCURSIÓN VESPERTINA

Era la tarde del domingo y no sabíamos donde ir. Salir a dar un paseo o coger el coche e ir a visitar algún lugar cercano.
Durante la semana había pensado en acercarnos a ver el concurso de Cetrería que se celebraba en una localidad no muy lejana y que además posee un Castillo que no conocíamos. Lamentablemente el Concurso terminaba a las tres de la tarde del domingo y no era ya una opción de diversión. Pero quedaba la oportunidad de acudir a conocer el pueblo y el Castillo.
Con esa intención salimos hacia "Villanueva de Jamuz", a unos 26 km de Santa María del Páramo. Yo no conocía la zona y utilice el Tom-Tom para ir. ¡Maldita sea la hora en que se me ocurrió!.
Queda demostrado que este aparato no siempre resulta útil. Sabia que una de las opciones para ir hasta Villanueva era llegar hasta La Bañeza, pero resulta que el puñetero aparatito, para llegar allí te mete por los sitios mas disparatados y una vez en la Bañeza ¡ni os cuento!. Menudas vueltas nos hizo dar el aparatito para ir a parar a un sitio que era facilísimo llegar. 
Como dice mi hija Natalia ¡por algo le llaman TomTo..m!
Puedo aseguraros que estaba bien programado esta vez.
Tras un gran cabreo por fin tomamos dirección a Villanueva. Al ir acercándonos ya se podía ver el imponente Torreón de su castillo.


Se trata de el "Castillo de los Quiñones" construido en el siglo XV por la familia Quiñones. Lo primero que se construyó fue la Torre del Homenaje que tiene unos 25 metros de altura y es de planta cuadrada. 



En el siglo XVI, se cuenta, se construyó el recinto amurallado en cuyos vértices se encuentran la Torre del Homenaje y otros 3 cubos de 3 pisos.


Actualmente el Castillo de los Quiñones se encuentra en fase de restauración y es de propiedad privada.



Al llegar aparcamos al lado del Castillo, en un parque que esta justo al lado y que presenta algunos columpios y tobogán y otras distracciones para los niños, lo cual en un principio agrado a la mas pequeña de mis hijas para después decir que era un pueblo muy aburrido.
Una vez recorridos los alrededores del Castillo (no se puede visitar el interior) nos dirigimos hacia la plaza de la "Iglesia de San Cipriano".



En su interior parece ser que destaca su retablo mayor, del siglo XVI, pinturas y esculturas de las cuales la "Virgen con el Niño" se cree que puede ser de Juan de Juni. Nos hubiese gustado poder visitar su interior.
En esta plaza se encuentra una bonita fuente con caballitos de mar esculpidos en piedra.


Tiene también un monumento dedicado a los Mayores inaugurado en el 2002.


Nos llamó la atención la puerta de entrada a la subida al campanario de la Iglesia en cuya puerta consta que data de 1833.



Por último contaros que en esta localidad tiene lugar la celebración de "Los Mayos", fiesta pagana que celebraba la llegada del buen tiempo. En sus origines parece ser que se colgaba un muñeco o pelele de paja de un árbol y en la actualidad se realizan muñecos que representan escenas de la vida en Villanueva. Todo esto tiene lugar en el mes de mayo.
Dimos por terminada nuestra estancia en Villanueva y volvimos hacia Santa María pero esta vez por otro camino que nos llevo a San Pedro de las Dueñas, Laguna Dalga y por último Santa María.
Publicar un comentario