CEMBADA: Zanja en cada uno de los lados de un camino o tierra de labranza para recibir y desaguar las aguas (DEL VOCABULARIO PARAMES).
De igual forma que la "Cembada" este BLOG va recibiendo las aguas de mis impulsos e ideas.

lunes, 9 de agosto de 2010

UN DOMINGO DE PLAYA.........FLUVIAL!

Fin de semana tórrido, pero después de una indisposición de dos días y ya algo mejorado, había que disfrutar un poco. 
Tras algunas tareas caseras y la riquísima paella dominical cocinada por Esther, preparamos coche, bolsas de merienda y piscina (o playa) y salimos rumbo a un lugar no muy alejado de Santa María del Páramo (unos 28 km). 
¡Niñas nos vamos a la playa!, pero no a una playa con arena y mar, sino a una playa con hierba y agua dulce, una playa fluvial.
En el curso del río Tuerto se encuentra un pueblo cercano a Astorga, en pleno "Camino de Santiago": San Justo de la Vega. Posee una Iglesia del siglo XVI de la cual sólo se conserva la torre con su espadaña, el resto es  una construcción moderna:


Al atravesar el pueblo encontramos el edificio del consistorio:


-¿Y la playa donde está?
-Pues supongo que tendremos que llegar al río y aún no lo hemos visto.
Atravesamos todo San Justo y ya al salir, antes del puente sobre el río Tuerto, a mano izquierda pudimos localizar la entrada a la playa fluvial.


Bajamos, aparcamos y entramos en la verde playa construida sobre la margen izquierda del río. Posee un bar o merendero con su terraza y sombrillas. Todo muy limpio y bien organizado.


Al final de la playa, en el río, encontramos una pequeña presa que acumula el agua para poder bañarse:


Tras ella encontramos un bonito paisaje del curso del río:


Por esta zona podemos acceder a la otra orilla ya que no cubre mucho; no llega a las rodillas. Esto fue una verdadera diversión para las niñas que lo cruzaron dos o tres veces.
El otro lado del río esta verdaderamente "asqueroso", un gran contraste con lo que es la playa en la orilla opuesta. Esta todo lleno de desperdicios, botellas y demás basura dominguera o "botellonera". Hay bancos y mesas para merendar y hasta un par de barbacoas.


Desde esta otra orilla se puede tocar casi la ciudad de Astorga:


Mejor volver a la otra orilla y disfrutar de la limpia y cómoda playa fluvial el resto de la tarde.


Se acaba el sol y viene la tormenta, a recoger y salir hacia casa atravesando un tremendo chaparrón con relámpagos incluidos.
Esperemos contar con mejor salud el próximo fin de semana y hacer una salida mas larga.
Publicar un comentario